Notas sobre la autorrepresentación del intelectual en la crónica de Edgardo Rodríguez Juliá