Miguel de Cervantes y Flandes

Miguel Norbert Ubarri

Resumen


Miguel de Cervantes tuvo en mayor estima la política exterior del emperador Carlos V y su combate contra los turcos, que la de Felipe II para con Flandes. Este artículo, que considera cuatro obras cervantinas: dos obras de teatro ;La gran sultana doña Catalina de Oviedo ; y ;El trato de Argel ;, y dos novelas la "Historia del cautivo" (en ;El Quijote ;) y ;El licenciado Vidriera ;, intenta exponer algunos razones por las cuales el autor del ;Quijote ; considera menos justificable la campaña militar en el norte y apoya, por otra parte, la política mediterránea, prefiriendo el combate contra el enemigo común de todos los cristianos, que era el turco. Fundamentalmente, se toman en cuenta tres motivaciones: política, ética y religiosa. Políticamente, se identifican algunos fragmentos en los que figura un apoyo a las campañas bélicas de Carlos V, amén de un elogio permanente de su figura política, contrapuesto a una crítica velada a la política exterior de Felipe II en Flandes. Los dos protagonistas de las novelas mencionadas viajan a Flandes y huyen de allí cuando son testigos de los levantamientos. También se analizan las motivaciones éticas del protagonista de El licenciado Vidriera, quien, movido por el reconocimiento del fracaso personal, decide alcanzar por las armas la fama que no había alcanzado por las letras. También figura alguna reflexión final sobre la posible motivación religiosa. El erasmismo de Cervantes, según afirman algunos miembros de la crítica, podría añadir otra justificación a la velada crítica contra la política exterior para con los “cristianos civilizados” del norte.

Palabras clave


Cervantes; Flandes; Erasmo de Rotterdam; política; religión; ética.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.