Filosofía práctica como alternativa a la psicoterapia. La relevancia de la filosofía de Spinoza para la educación, la psicología y la psicoterapia

Miriam Van Reijen

Resumen


En el año 1970, el filósofo francés Gilles Deleuze publicó su libro Spinoza: filosofía práctica. Deleuze se percató de que muchos filósofos y ‘personas comunes’ habían redescubierto el impacto positivo que la filosofía de Spinoza podía tener en su diario vivir; si bien señala que esto es algo que había pasado antes. En mi contribución, defiendo que esto no se debe a una simplificación o popularización de su filosofía, sino que, por el contrario, es el efecto de su metafísica misma, formulada, sobre todo, en su Ética; en el caso de que uno la acepte. Defiendo también que la filosofía de Spinoza no es difícil de entender (¡sus oponentes y impugnadores siempre lo entendieron muy bien!) sino que es –todavía– difícil de aceptar. En el presente hay incluso algunos métodos psicoterapéuticos que hacen uso de la filosofía de Spinoza, especialmente de su filosofía de las pasiones; pero desde esta apropiación a veces se pierde la apuesta filosófica misma. En mi contribución deseo defender y mostrar cómo es posible trabajar como filósofo usando la filosofía de Spinoza en la vida cotidiana y con todos, por ejemplo, en contra de los sentimientos de culpa e ira.

Palabras clave


Afectos y pasiones; akrasía; conato; críticas a los estoicos y Descartes; debate sobre el libre albedrío; impotencia de la razón; filosofía práctica; psicoterapia; terapia spinozista.

Texto completo:

PDF

Comentarios sobre este artículo

Ver todos los comentarios